“Frente a la adversidad”: Entre la lectura autónoma de los adolescentes y su educación literaria. | Bibliotecas Escolares Argentinas | Scoop.it

En las últimas décadas se está consolidando en las aulas el establecimiento de una doble vía de lo que entendemos por lectura literaria: por una parte, el corpus de siempre, integrado por los textos más relevantes de la historia literaria nacional, recopilados siquiera de manera antológica en los índices de los manuales escolares; por otra, la incorporación ya definitiva a las aulas de la literatura infantil y juvenil contemporánea, cuyos títulos se concentran en los catálogos de diversas editoriales y en las listas de lecturas propuestas en colegios e institutos.

Dos corpus que coexisten absolutamente disociados, como disociados están también los modos de lectura a que se orientan y las rutinas pedagógicas que los acompañan. Los textos de la historia literaria nacional son, las más de las veces, analizados, comentados e interpretados por el docente. Los de la literatura infantil y juvenil, reservados para la lectura autónoma por parte del alumnado, se proyectan luego, en el peor de los casos, en un control de lectura; en el mejor, en un coloquio en el aula.


Via Alfonso Noriega