Cómo controlar la diabetes con apps móviles | Ingeniería Biomédica | Scoop.it

Según un informe publicado por la Organización Mundial de la Salud el año pasado, en el mundo hay más de 347 millones de personas con diabetes. Esta enfermedad crónica produce un aumento de los niveles de glucosa en la sangre, algo que es perjudicial para órganos y otros sistemas de nuestro cuerpo y que, por tanto, hay que controlar y monitorizar de alguna manera.

 

Con la popularización de los smartphones, esta monitorización se simplifica gracias a aplicaciones sencillas y que en todo momento están en nuestro “pequeño ordenador de bolsillo”. Como vamos a ver, también existen otras soluciones más avanzadas y orientadas a profesionales que tienen como fin facilitar el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad.

 

Diabetes Pharma, app española para profesionales

Desde que en septiembre del año pasado se presentara en sociedad, Diabetes Pharma (disponible para iOS yAndroid) ha ido acumulando récord tras récord. No sólo consiguió más de 4.000 descargas en sólo un mes, sino que además llegó a ostentar el título de la más descargada en la categoría ‘Medicina’ de la App Store durante varias semanas. La aplicación, además, lleva el sello español, ya que sus creadores son varios profesionales del ámbito de la salud que ejercen en Extremadura.

 

Social Diabetes, seguimiento completo

Otro proyecto muy prometedor relacionado con la monitorización de la diabetes (aunque en este caso de tipo 1) es Social Diabetes, también de origen español. En este caso se trata de un ecosistema compuesto tanto por aplicación móvil como de una herramienta web a la que puede accederse a través de cualquier navegador. En 2012, esta app se coronó como la mejor aplicación española en la categoría de mHealth del World Summit Award Mobile, como ya hablamos aquí mismo hace unos meses.

 

Aplicaciones más medidores de glucosa

Existen otras alternativas que combinan las aplicaciones móviles con medidores externos de glucosa, yendo todavía más allá y ofreciendo una monitorización continua. iBGStar es un ejemplo: se trata de un pequeño dispositivo que se conecta directamente a un teléfono iOS y permite medir la glucosa desde casi cualquier parte. La información se transmite directamente a la aplicación, que almacena y analiza los datos emitiendo alertas si es necesario.

Glooko es otra app que funciona de manera similar pero que admite hasta 17 medidores de glucosa distintos. Utilizando un cable especial que proporciona la compañía, basta conectar el medidor con el teléfono para que éste comience a recoger los datos y los envíe periodicamente al médico.


Via Ignacio Fernández Alberti