Arte Contemporáneo
39 views | +0 today
Follow
Your new post is loading...
Your new post is loading...
Scooped by SoniaSan DeToda LaVida
Scoop.it!

El arte es cosa de mujeres - Cultura Colectiva

El arte es cosa de mujeres - Cultura Colectiva | Arte Contemporáneo | Scoop.it
La presencia de las mujeres en el arte ha sido decisiva. Su omnipresencia en la esfera artística las ha llevado a ser artesanas, artistas, musas y modelos.
more...
No comment yet.
Scooped by SoniaSan DeToda LaVida
Scoop.it!

"Deja que el grito se escuche: la vida de Edgar Munch"

"Deja que el grito se escuche: la vida de Edgar Munch" | Arte Contemporáneo | Scoop.it

Más allá  de la atormentada biografía de Much, sus angustias existenciales o las descalificaciones hacia su obra por parte del régimen nazi, el documental es una investigación que intenta analizar a Munch en un contexto actual para entender y celebrar la atemporalidad y universalidad de sus pinturas.

La película cuenta con entrevistas hechas a biógrafos, estudiosos, historiadores de arte y artistas de diversas corrientes; a cuadro sólo aparecen cuatro de los entrevistados, pero fueron un total de 45 artistas internacionales los que participaron en la filmación como Mariana Abramovic, Magne Furoholmen y Liv Ullmann.

 

SoniaSan DeToda LaVida's insight:

Let the scream be heard - See more at: http://culturacolectiva.com/deja-que-el-grito-se-escuche-la-vida-de-edgar-munch-inaugura-docsdf-2013/#sthash.hZ5pgf2V.dpuf

more...
No comment yet.
Scooped by SoniaSan DeToda LaVida
Scoop.it!

Un documental para que no me llames "puta"

Un documental para que no me llames "puta" | Arte Contemporáneo | Scoop.it
'The Unslut project' milita contra el afán social por avergonzar la sexualidad femenina. La última oleada de suicidos de jóvenes traumatizadas por el 'bullying sexual', el catalizador.
more...
No comment yet.
Rescooped by SoniaSan DeToda LaVida from Geography Education
Scoop.it!

Assessing Online Sources

Assessing Online Sources | Arte Contemporáneo | Scoop.it

Tweet from Earth Pics (screenshot preserved for when it gets taken down).  Retweeted over 1,000 times in the first hour.


Via Seth Dixon
more...
Tony Aguilar's curator insight, October 31, 2013 11:57 AM

students need to be very careful in the type of sources that they used to glean information. People can manipulate photos and suggest things as fact when they are completetly made up. It is understandable that Wikipedia can not be used as an entireyl reliable source because people have access to add whatever they want to the content matter. Photoshop and other online tools can be used to trick people into beleiving certain things. This photo claiming to be from ireland is really from Thailand is a small island but the castle itself on the top os photoshoped and the image was retweeded like crazy within the first hor. wee must check our sources and make sure that we are getting good primary or at least good secondary services from legit websites.

Jessica Rieman's curator insight, April 23, 2014 5:08 PM

This just shows that you can't believe everything you see on the internet. In this picture it is said to be of an island in Ireland but in reality it is in Thailand. People believe what they want to believe.

morgan knight's curator insight, October 8, 2014 1:00 PM

Before reading this article, I assumed that I was capable of telling fictional from factual information apart. But now, after having my eyes opened, I realize that the internet can truly play you like a puppet. From this article, I've now learned that there are more ways than one to judge the authenticity of a site. one such way is to search for an "original" copy of whatever it may be that you're researching. If none pop up, you have the true article.

Scooped by SoniaSan DeToda LaVida
Scoop.it!

Denuncia el acoso sexual. No te quedes callada.

Denuncia el acoso sexual. No te quedes callada.

more...
No comment yet.
Scooped by SoniaSan DeToda LaVida
Scoop.it!

¿Arte conceptual? ¡Capullo!

¿Arte conceptual? ¡Capullo! | Arte Contemporáneo | Scoop.it
Examinamos las actividades y propuestas del grupo anti-arte Art Hate y su manifestación física, el taller inglés L-13 Light Industrial Workshop

 

 

1. ¿Qué es el odio al arte? Es ese incómodo cosquilleo que sienten ustedes en la próstata cada vez que que se topan con un nuevo manchurrón gravoso de Tàpies, la firme eclosión de quijada que les atenaza cuando observan un matxembrat de tampones amontonados que algún licenciado en bellas artes ha títulado “MUJER”. Eso es odio al arte: tener ganas de irrumpir en la Saatchi Gallery y desmantelar a sillazos el tiburón en formol valorado en ocho millones de dólares que realizó el mentecato de Damien Hirst hacia 1992.

Sin duda, hay que odiar al arte; porque el arte (moderno) es odioso. Tan odioso es, que ha conseguido recuperar a las antiguas vanguardias odiadoras del arte y re-etiquetarlas como arte molón. Así, la única forma en que el arte puede ser auténticamente anti-artístico es cuando produce arte obsoleto, en completa contraposición a los dictados comerciales de las galerías y los críticos. Un arte que odia al arte que dice amar al anti-arte (qué migraña, por Dios). Y aquí entra el Art Hate británico, y los trabajos del taller L-13.

2. Art Hate, como pueden deducir por su nombre, trabaja contra el arte. “Art hate”, declaró para Cultura/S Steven Lowe del L-13 Light Industrial Workshop, “asume que todos sus trabajos serán recuperados e incorporados a anuncios de automóviles en breve. Cuando esto se desarrolle de forma inevitable, y la primera línea de Odiadores del Arte sea podada por las fuerzas del mal, una nueva facción radical de Art Hate renacerá de su sangre”. Art Hate nació a mediados del 2009, cuando el pintor y músico punk-rock Billy Childish musitó durante un trayecto en tren lo muchísimo que detestaba el arte, carajo. Sus esfuerzos se unirían en breve a los del recién inaugurado taller L-13, que contaba con destacados operarios del arte útil y anti-memos como Jamie Reid (antiguo diseñador de Sex Pistols) y el gran burlón James Cauty, miembro -junto a Bill Drummond- del grupo de terror-rave KLF y su semilla, The K Foundation. Si, hombre: los chiflados que en 1991 le pegaron fuego a un millón de libras esterlinas.

Pero aunque las actividades de estos energúmenos puedan resultar chocantes, Art Hate se opone a los lucrados artífices delshock-art moderno, las Tracey Emin y los Damien Hirst del mundo. “El shock-art”, declara Lowe, “o los Banqueros Dadá no se dan cuenta de cuan inútil, aburrido y patético es su amor al comercio. Ya tenemos estrellas del rock, de cine, modelos y políticos comportándose como yayas acongojadas. No hace falta que se les unan los artistas. Art Hate es superior y elevado espiritualmente porque nace de la simple reflexión de que amar el arte es también odiarlo”.

Asimismo, la beligerancia anti-arte de Art Hate no provoca ninguna vergüenza ajena, al contrario de lo que sucedía con el (similar) movimiento Stuckist. Aunque uno estuviese de acuerdo con sus intenciones, era imposible no sentir una extrema compasión por aquellos stuckistas que se plantaron ante la Tate Modern vestidos de payaso para protestar contra el Turner Prize. Había un no-se-qué trágico en aquellos cincuentones ataviados de arlequín que impedía toda consideración seria de sus denuncias.

Art Hate protestan, sí, pero lo hacen pintando cosas excelentes, figurativas, de pelo en pecho, realizando carteles estilo antifascista y amenazando a los fariseos. Su arte es político, pero no de una forma críptica; el suyo señala con un indignado dedo a los políticos de derechas y otros ex-alumnos de universidad privada. Sus últimos carteles, dedicados al primer ministro tory David Cameron y su promesa de una “gran sociedad”, rezan simplemente: “Big society? Eton fucker” (“¿Gran sociedad? Mamón de Eton”: Eton es la universidad de la élite inglesa) y “Big society? Cunt!” (“¿Gran sociedad? ¡Capullo!”). James Cauty, por su parte, ha realizado una serie de mofantes propuestas publicitarias para el BNP (el partido ultraderechista), como el detergente “BNP Power: lava más blanco”; y también una maravillosa serie de revueltas antisistema realizadas con figurillas dentro de un bote de mermelada (Riot in a jam).

3. La gran ironía de todo esto es que el farsante número uno del arte moderno inglés, el mentado Damien Hirst, ha efectuado desde el 2009 un golpe de timón que le acerca –tarde y mal- a posiciones de Art Hate. Hirst ha declarado que el único camino es el arte figurativo, que el arte conceptual es un camelo, que las galerías de arte son un espacio inútil, y que ve su futuro cercano a “Rembrandt, no Bacon”. La única solución, amigos y simpatizantes de Art Hate, va a ser dedicarle un buen: “¿Damien Hirst? ¡Capullo!”.

more...
No comment yet.