Más de CIEN personas fueron arrestadas en un gigantesco operativo contra el robo de identidad en Nueva York.