La taiwanesa HTC ha perdido una demanda por violación de patente que había presentado en contra de Apple en Estados Unidos. La Comisión de Comercio Internacional de EE UU ha desestimado las acusaciones de la compañía, que acusaba a Apple de vulnerar varias de sus patentes en el diseño de sus aparatos móviles. El mismo organismo dictaminó en julio, que HTC sí vulneró dos de las de Apple.